5 ejemplos de mala comunicación ambiental

comunicación ambiental
comunicación ambiental

Cuando las compañías comunican de forma externa (del interior a la sociedad o partes interesadas) deben tener cuidado de no cometer estos fallos que, podrían arruinar la reputación de la empresa.

Estos consejos pueden ser aplicados en empresas grandes y PYMES y os recomiendo que, antes de lleva a cabo una campaña de Comunicación Ambiental Activa, chequeemos que no cometemos ninguno de estos errores.

5 ejemplos de mala comunicación ambiental

1. Falta de claridad: la comunicación ambiental, en ocasiones, carece de claridad. Tenemos que ser conocedores del público o destinatario de la comunicación, de tal forma que adoptemos el lenguaje o los ejemplos a sus capacidades, necesidades e intereses. La falta de claridad puede ocasionar que el mensaje se ambiguo y no permita dar a conocer el mensaje que queremos transmitir.

2. Irresponsabilidad: la falta de responsabilidad en la comunicación puede ser contraproducente y provocar que la campaña no tenga el éxito esperado. La falta de responsabilidad está íntimamente relacionada con la falta de compromiso con nuestras partes interesadas, clientes, proveedores o entorno.

Tenemos que tener presente el compromiso que tenemos con ellos de cara a esclarecer sus quejas, dudas o preocupaciones, de tal forma que es interesante basar nuestra comunicación en este aspecto, aclarando y atendiendo a sus necesidades.

3. Irrelevancia: al diseñar la campaña de comunicación ambiental, tenemos que centrarnos y tener en mente como objetivo información relevante. Para discriminar lo que es relevante de lo que no, tendremos en cuenta el sector al que pertenecemos y ámbito en el que nos movemos. La información que estemos aportando tiene que ser de interés y relevante de tal forma que satisfaga los intereses y necesidades de las partes interesadas.

Este aspecto, favorecerá además su participación activa. Toda participación (positiva) incrementará la difusión de la campaña, obteniendo beneficios extra para la compañía. De poco sirve que si, por ejemplo, tenemos un taller mecánico, centremos la campaña exclusivamente en que estamos reduciendo el consumo de papel de oficina.

4. Falta de transparencia: los datos que ofrecemos en las campañas o procesos de comunicación ambiental externa deben ser transparentes. Con esto me refiero, que si bien no suele ser habitual, si una parte interesada (cliente, proveedor, particular) nos consulta sobre ello, tenemos que ser capaces de ofrecerle los datos fiables y reales que correspondan con las afirmaciones que hayamos efectuado. Si se detecta falta de transparencia, la campaña quedará en entredicho y, probablemente estemos consiguiendo todo lo contrario de lo que pretendíamos.

5. Falta de credibilidad: la imparcialidad y honestidad debe ser fundamental en las campañas de comunicación ambiental. Sentenciar frases ambiguas o poco claras, creará confusión entre nuestros clientes o entre las partes interesadas, por lo que todos los datos aportados serán verídicos, contrastables y exactos.

Acerca de gestiondesistemas 295 Articles
En gestiondesistemas queremos acercarte herramientas y novedades de gestión empresarial para que puedas logar la excelencia en tu negocio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR